Wolfmother III

El agua superó al fuego y calmó las ánimas. Sumergida en el lago, meditó, hasta que sus aguas se congelaran.

Entonces salió caminando del lago.

Más serena, alimentó a sus cachorros y agradeció al chaman del sur.

La luna ya se había ido. No la provocaba más. Pacífica, descansó. El halcón y el búho velaron su sueño.

Soñó con futuros encuentros y conocidos espíritus.

5 comments:

Bufón said...

Hay un heroe atípico en ese chamán

hay tantas lecturas para hacer entre lineas de todo esto, tantas lecturas quedandose en la superficie...
no sé con qué quedarme, magistral señor, me saco el sombrero.

Alelí said...

me sumo al comentario de Bufón y no quiero repetirme en lo que ya dije.


clap. clap. clap.

beso y abrazo!

hermano said...

Gracias, amigos.

Me alegra que disfruten el viaje cósmico de la loba madre.

pics 'n' roll said...

Búhos y lechuzas siempre velan mi sueño

hermano said...

Espíritus protectores nos rodean. Sólo falta darse cuenta.