Wolfmother

Mira a lo lejos mientras cae la noche. El deseo de placer la posee, se agita, trata de contenerse, pero el vicio es más fuerte y lo suelta.

El aullido despierta a sus cachorros, abren los ojos unos segundos y siguen durmiendo.

Pasa la noche en vela, llamando a los ancestros, a los brujos, a los cazadores, a los berserker. Los siglos pasan y su aullido persiste.

Su poder se transformó en fuego y su imagen se totemizó.

A la montaña viajan muchos para encontrarse con ella. Verdades esenciales revela y en sueños se aparece, rubia, corriendo en llamas hacia el encuentro.

3 comments:

Alelí said...

me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

yo aullo, todavía no me convertí en llama...

hermano said...
This comment has been removed by the author.
Bufón said...

Mucho de mística, es un texto para escuchar, para recitar y que reciten.
necesita myen (cerrar los ojos/ojos cerrados)
Myen es la madre de la palabra mística... Y los lobos son siempre signo de lo místico.