Las dos dimensiones del futuro


La rutina permite predecir el futuro. La rutina es
r = sen(x).
Sumamos rutinas, sumamos oscilaciones. Predecibles también.
Y un día cambia todo.