Interrupción


El payaso que teníamos sentado al lado nos interrumpió y empezó a hacer una solemne presentación de sí mismo y de sus logros.

¿A quién le interesa?

No importa.

Interpretamos sonrisas estériles para ahuyentarlo y sofocamos la conversación con intermitentes miradas hacia otro lado.

Qué extrañas muecas hace con su boca. Exacerbada prudencia, timidez y sinceridad derribadas al vuelo por una expresión tan grotesca. Cómo explicarlo... Boca en pose simultánea de preocupación y confesión. Una suerte de sonrisa invertida.

¿Cómo comprobar sus logros? ¿Es consciente de su abrumadora inverosimilitud? ¿Es un loco, un mitómano o simplemente es un buen hombre que se tomó unas copas de más?

No importa.

Me pregunta si soy judía. Le digo que soy menonita. Me pregunta si nuestra religión nos permite volar. Le digo que sí, que de la mano del Señor todos podemos volar. Me dice que no se refería a eso, sino a viajar en avión. Le respondo que por supuesto, ya que la inventiva humana es un reflejo de la providencia divina y que ahora mismo me toca mi minuto de meditación.

Se levanta y va a buscar otra cerveza. Nos levantamos y nos vamos.

¿Pero no falta mucho todavía para la partida del vuelo?

No importa.

5 comments:

pics 'n' roll said...

Cada día me llega un spam con remitente 'bra' y por un momento pienso que me mandaste un mail! ja! (cada día igual, se, no estoy bien)

Yo vengo con mirada de rayos láser anti payasos de fábrica.

Orlok said...

Stalkers o mild stalkers, that is the queso

Alelí said...

uhhhhhhhhhhhhh qué paja!

yo a los pesados si estoy de humor les invento historias dramátricas para que huyan...

María Eugenia said...

tanto. tiempo. !.

bro said...

Pics: bra SOY YO, QUEDATE TRANQUILA!! (no, mentira)

Orlok: Los Voyeurs son pesebreros.

Alelí: Coincido con vos en que ese es el mejor método.

ME: Estuvimos dando vueltas pero sin dejar rastros, digamossshhh. Muy bueno lo último de vocé.