Una montaña de Vitamina C

Una bocha de salú.

13 comments:

Adriano said...

Leasé todo junto y rápido: oiga qué fieros esos tomates no sirven ni para salsa!

bro said...

Sí. Ácidos como el carajo.

Pero lo más gracioso es el lugar donde están: en una panadería/peluquería a la vuelta del laburo (fuera de joda)

oxitoxi said...

proyectiles vitamínicos

Madame Lulu said...

es cierto que son tentadores proyectiles

Orlok said...

Santos proyectiles vitamínicos, batman

bro said...

Oxitoxi incitó a la violencia, Lulú lo siguió y Orlok tiró el primer tomataxo.

(confieso que me acabo de dar cuenta que los de la derecha son tomates)

CHARLOTTERO said...

Y los de la derecha?
Nótese el detalle del papel para preservar la higiene.

oxitoxi said...

sobre una bolsa de harina abierta.

Alelí said...

jjajajajajjaja
ajjajajajjajaa

la ubicación de los vegetales da miedo, por lo menos. Imaginemos el sinfin de verdulerías de buenos aires retratadas por bro...horror!

gracias por tanta cultura. si no fuera por los cometnarios nunca hubiera adivinado el nombre de los vegetales abandonados.

bro said...

Si, el papel es un detalle casi tierno.

Es todo tan pintoresco que lastima.

La cámara lúcida said...

estan tentadores para pisarlos y hacer salsa con los pies!!!

Lillí said...

¡Para zambullirse!

Ilmapache said...

una vez de ninio, vi una montaña asi , màs grande, eran balones de futbol nº 5, era como estar en un sueño, y me afane un balon, claro.