Asfalto Colombiano

Hay charcos que nunca se secan y mojan pantalones de mujeres que caminan de vuelta a casa. Mujeres pobres que se visten con lo mejor de su vestuario. Mujeres que trabajan en algún lugar que exige buena presencia.

La noche siempre cae rápido en este lugar y todos huyen del centro por avenidas con aroma a ruta provincial. Veredas descuidadas al pie de bardas que se elevan como un Cañón del Colorado descuidado y superpoblado.

Se recalienta el ambiente y la calle sigue húmeda, aunque no haya llovido en días. Las ruedas salpican agua sucia. Agua con barro. Agua que nunca se seca en el trópico. Asfalto. Camionetas desvencijadas. Guiños rotos. Viejos en bicicleta. Viejos pasando entre los autos. Viejos con gorrita. Viejos llevando en la mano lo que no lograron vender en el día. Bollos. Buñuelos. Algo por el estilo. Asfalto. Humo de diesel. Humo de nafta. Humo de falta de taller. Humo de colectivo, de auto, de moto. Asfalto.

El tráfico se detuvo. Quedó estancado. Como el agua que siempre salpica en esta infernal vuelta a casa. Quieto. Ansioso. Punto muerto. Ansioso. Primera. Punto muerto. Carteles de obras viales. Olor a asfalto.

Asfalto recién aplanado. Que hierve y humea en este húmedo infierno. Aplanadoras untando asfalto sobre la tierra húmeda. Nada se seca y el vaho se pronuncia. Cada vez más sugestivo. Cada vez más hipnótico. Anestésico. Húmedo.

(Me quedo dormido contra la ventana.)

Desde lo alto de las bardas se ve la ciudad y sus luces, pero ya no se huele el asfalto.

4 comments:

Alelí said...

con tu manera de escribir y describir siento estar ahi. Me es fácil recurrir a mi memoria y hacer un colage de imágenes propias para imaginar Colombia.

beso

hermano said...

Gracias!

Ayer entré en trance mientras volvía al aeropuerto. Dormir poco te deja en ese ese estado irreal.

Eso que describí es la ciudad de Bucaramanga, donde tengo que hacer viajes relámpago de tanto en tanto.

A 30 minutos de Bogotá. El avión se movió mucho.

Alelí said...

y si, si te deja óptimo para escribir esto está bien...

Cuánto viaje, sos como un ciudadano del mundo...

hermano said...

Viajar es la mejor manera de aprender. No te compres el plasma. Viajá a Europa, a India, a Africa.

Acá hay fotos de algunos viajes, otros los hice cuando no existían las cámaras digitales.