El último viaje del Mondeo

Cuando abundan las premoniciones, falta la suerte; y cuando abunda la suerte, faltan las premoniciones.

El hecho es que ayer, viernes 23 de Octubre de 2004, fue día de escasas premoniciones, en principio nublado y luego tormentoso, y:

a) Yo debía entregar en la concesionaria antes de las 18:30 horas el Mondeo como parte de pago para adquirir un nuevo automóvil y retirar a éste.
b) A las 22.30 horas debía asistir al recital de Chemical Brothers.

Mientras que la sucesión de los hechos fue:
1) A las 12.30 horas recibí un e-mail mediante el cual un amigo -quien asistiría conmigo al recital- me exhortaba a llevar el auto al recital, pero como debía ya dejar mi viejo auto y ni soñando llevaría el auto nuevo, propuse ir en taxi al espectáculo.
2) A las 16:45 horas mi jefe me preguntó qué tendría que hacer a las 18:00 horas. A lo cual yo le respondí que debía retirar mi nuevo auto de la concesionaria. Pero su pregunta era retórica y la única respuesta posible la formularía él mismo diciendo: -Mmm… No. Tenés que asistir a una reunión con el Superintendente de Hidrocarburos de Bolivia-.
3) A las 17:00 horas entré a la oficina de mi jefe para informarle que me tomaría el lapso de tiempo comprendido entre las 17:00 y las 18:00 horas para realizar los trámites que tenía agendados.
4) A las 17:15 horas comenzó a llover e hice una llamada telefónica mientras iba camino a mi casa para buscar mi viejo auto. La persona que se encontraba del otro lado de la línea –quien me acompañaría a realizar el trámite- me dejó la leve sospecha de que resultaría imposible realizar todo en una hora.

Cuestión que:
1) No pude realizar el trámite descrito en (a).
2) Mi ausencia en la oficina durante esa hora sólo se vio justificada por cierto encuentro breve que tuve.
3) Postergué hasta hoy a las 11:00 horas el trámite descrito en (a).
4) Cesó la lluvia.
5) Charlé con una amiga.
6) Fuimos al recital en auto.
7) Tuve un encuentro premonitorio.
8) Comenzó a llover como nunca.
9) Ahora tengo una banda menos para ver en vivo.
10) No había un solo taxi vacío a la salida del recital.
11) Volvimos a casa en auto.

1 comment:

Hermi said...

Porfi, más detalle sobre 7 y 9!!!